Presa Picachos en Mazatlán

La presa Picachos es uno de los proyectos de desarrollo más ambiciosos que se han generado en el sur de Sinaloa en los últimos años. Era una inversión necesaria para detonar la agricultura local y evitar el problema de abasto de agua en los centros poblados. Asimismo, también posee grandes posibilidades de convertirse en un polo de desarrollo turístico con un carácter muy típico de la región.
 
Fue construida en un área que abarca los poblados de Casas Viejas y Las Iguanas del municipio de Concordia, así como los de Copales, El Placer, La Puerta de San Marcos y San Marcos en Mazatlán. El embalse tiene la capacidad de almacenar 580 millones de metros cúbicos (Mm3) en su totalidad, pero cuando alcanza los 322 Mm3 comienza a verter de forma controlada al río Presidio, el cual desemboca en el municipio de Rosario.
 
Los habitantes de los poblados han sido reubicados y muchos de ellos recibirán concesiones para explotar la acuacultura y pesca recreativa en dicha presa. Se espera también que el turismo de excursión repunte con este nuevo destino donde el visitante podrá convivir de manera muy especial con la flora y fauna de la región, así como apreciar una región con paisajes de peculiar y definitiva belleza.